Edificio Sostenible

El Centro se ubica en el límite del casco urbano de Chapinería, en el borde de la rampa serrana, y ofrece una amplia panorámica de las dehesas del suroeste de Madrid, ejemplo de ecosistema mediterráneo bien conservado. 

En centro cuenta con un edificio de unos 500 m2, en cuya cubierta hay una terraza mirador, así como una amplia zona al aire libre donde podemos encontrar un xerojardín, un huerto, placas solares y zonas ajardinadas con vegetación típica del monte mediterráneo. 
El edificio tiene una amplia entrada de distribución cuya pared frontal está acristalada permitiendo contemplar una extensa panorámica del encinar que se extiende frente al edificio. Consta de un aula-taller, sala de audiovisuales, zonas de exposición, punto de información y oficina.


El Centro es accesible para personas con movilidad reducida y las vitrinas y talleres sensoriales están adaptados para invidentes.
A la entrada del centro un aparcamiento para vehículos y autobuses.



EDIFICIO SOSTENIBLE Y BIOCLIMÁTICO

El Centro tiene una serie de características que le proporcionan la categoría de edificio sostenible y bioclimático. Gran  parte del perímetro del edificio esta en contacto con el terreno, esto propicia que la zona posterior este influenciada por el efecto geotérmico que se consigue al estar en contacto con el terreno. 

Cuenta  muros con gran inercia térmica construidos con materiales locales, entre otros granito blanco del municipio de Cadalso de los Vidrios perteneciente a la Sierra Oeste. Lo que permite un ahorro en el transporte hasta el lugar, que es el principal inconveniente de este tipo de material. Este material con texturas apropiada para que en el invierno absorba la luz del sol, y vaya desprendiendo el calor a lo largo del día y la noche. 

Presenta un acristalamiento orientado este-oeste que permite que en verano no se alcancen temperaturas excesivamente altas y en invierno excesivamente bajas. 

El edificio está planteado como un gran hemiciclo solar, que además de volcarse hacia las magnificas vistas del entorno próximo y lejano, aprovecha al máximo la magnifica orientación sur de que dispone para conseguir el mejor aprovechamiento solar pasivo durante los meses más fríos. 

Para  evitar el excesivo sobrecalentamiento y la radiación solar directa de las estancias interiores, el cerramiento de vidrio se retranquea con respecto a la linea de la fachada para que siempre este en sombra, además de aprovechar el voladizo que genera la cubierta superior a modo de visera. 




Las estrategias pasivas combinadas con las activas consiguen que el edificio pueda ser considerado como bioclimático.

En la parte exterior del Centro esta instalado un sistema de  paneles solares fotovoltaicos de 5 KW compuesta por 18 módulos de 230 Wp que generan alrededor de 6000 KWh/año.

El Centro tiene instalado un sistema de geotermia, que se destina a la climatización del Centro, proporcionando calefacción en el invierno y refrigeración en el verano. La geotermia se basa en el aprovechamiento de la temperatura constante del suelo a lo largo del año. En este caso, a una profundidad de 80 metros y mediante tres sondas geotérmicas se transporta el fluido a la bomba de calor donde se produce el intercambio de calor, se expande o comprime para obtener la temperatura deseada. La climatización de las estancias se consigue mediante 7 fan-coils de baja temperatura que distribuyen y controlan la temperatura del aire interior. 

La bomba de calor de funcionamiento eléctrico, lleva asociada la instalación fotovoltaica, podemos decir que se climatiza el Centro con cero consumo y cero emisiones.




Durante los meses de invierno la instalación geotérmica  provee al Centro de agua caliente sanitaria, durante el verano,  debido a la poca demanda, se utiliza un termo eléctrico compensado por la energía generada por la instalación fotovoltaica.  

El centro tiene implantado Sistema de Gestión Ambiental ISO 14001 y EMAS. 

En el Centro existe un xerojardín. El xerojardín está dispuesto de tal forma en la que el riego es mínimo, teniendo como objetivo principal el ahorro de agua. Para este ahorro de agua, el xerojardín cuenta con plantas autóctonas casi en su totalidad, las cuales están adaptadas a un clima mediterráneo que suele conllevar estaciones de sequía. En el Centro contamos con diversas especies tanto ornamentales como aromáticas cuyo objetivo es atraer a una diversidad de insectos y animales que mantengan el equilibrio del jardín sin tener que aplicar ningún tipo de producto químico, así como árboles que protegerán del sol y una valla con trepadoras para proteger el xerojardín del viento. 





El xerojardín tiene como base del suelo grava, la cual va a proteger al suelo de las heladas, va a favorecer la retención de la humedad y evitar que crezcan malas hierbas. Entre esta grava y el suelo hay dispuesta una malla que también contribuirá a evitar que crezcan malas hierbas

El riego de este xerojardín se lleva a cabo mediante riego por goteo y mediante mangueras de exudación, dos tipos de riego que optimizan al máximo el agua sin que ésta se pierda ni se derroche. La periodicidad del riego dependerá de la época del año en la que nos encontremos, teniendo en verano riegos de 10 minutos, 3 veces por semana.





Todas estas características hacen que el xerojardín sea sostenible ya que consume muy pocos recursos hídricos, no se utilizan productos químicos ni maquinaria haciéndolo respetuoso con el medio ambiente.